¡Pequeños recolectores!

Los alumnos de 1 año despegan con el proyecto “La huerta de Arenales”, y qué mejor forma de hacerlo que convirtiéndose en pequeños recolectores.

Hemos llevado la imaginación, experimentación y creatividad a un lienzo en blanco y el resultado ha sido un precioso huerto. También han realizado unos preciosos girasoles con sus pipas, elaboradas con pequeños trocitos de papel.

El estímulo del tacto tiene implicaciones positivas tanto en el crecimiento como en la coordinación motora de los niños. Por ello, a través de esta actividad, se ha fomentado la creatividad, la  capacidad de expresarse, los vínculos sociales a través del trabajo en grupo y la motricidad fina, así como la estimulación de los sentidos.

No cabe duda que, como decía Albert Einstein, “El arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo”.

Os dejamos unas imágenes para que podáis ver cómo han disfrutado nuestros pequeños recolectores.

También te podría interesar

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

ENCUENTRA LO QUE BUSCAS

CATEGORÍAS