Finlandia iguala los permisos de paternidad y maternidad y elimina la referencia de género

El Gobierno, liderado por cinco mujeres, se propone aumentar una natalidad en caída libre

El gobierno de Finlandia ha iniciado el camino para llevar a cabo una revolucionaria reforma del sistema de bajas parentales. El Ejecutivo, que desde diciembre está liderado por cinco mujeres, con la primera ministra Sanna Marin al frente, prevé igualar las bajas de los dos progenitores de una forma innovadora: eliminando la referencia de género. Así, se suprimirán los permisos de maternidad y paternidad para pasar a ser “permisos familiares”.

Los dos miembros de la pareja tendrán derecho a los mismos días de baja tras el nacimiento o adopción de un hijo: un total de 164 días (unos seis meses y medio), de los cuales sólo podrán transferir 69 días al otro progenitor. En el caso de familias monoparentales, el progenitor tendrá derecho al doble de días, es decir, los mismos que una pareja.

“Esta reforma es una oportunidad de construir un esquema de permisos familiares en línea con el concepto de familia actual”, ha afirmado la ministra finlandesa de Asuntos Sociales y Salud, Aino-Kaisa Pekonen, que subrayó la apuesta por un “lenguaje neutral en cuanto al género y adecuado para todo tipo de familias”.

La propuesta, que se prevé que entre en vigor a mediados del 2021, prolongará el tiempo total de permiso parental hasta los 14 meses (ahora son 11 meses y medio) y, además, se introducirá un mes adicional para la mujer embarazada antes de dar a luz. Actualmente, Finlandia cuenta con un permiso de maternidad de 105 días (algo más de cuatro meses) y uno de paternidad de 54 días (unos dos meses), a los que se suman otros seis meses durante los cuales pueden decidir quién se queda en casa o pueden optar por compartirlos, por ejemplo con una reducción de jornada para ambos miembros de la pareja. A la práctica, sin embargo, los padres finlandeses aprovechan sólo el 11% del total de permiso disponible, la cifra más baja de los Países Nórdicos junto con Dinamarca –en Suecia e Islandia es el 30%, y en Noruega el 20%–, según un informe del Consejo Nórdico de Ministros.

El incremento de días de permiso supondrá un gasto adicional de 100 millones de euros, según los cálculos provisionales del gabinete de centroizquierda. Sin embargo, aún quedan por determinar algunos detalles, como el porcentaje el sueldo a cobrar durante la baja –ahora es el 90% los primeros dos meses de la madre y el 70% el resto–. El Gobierno lleva meses estudiando la medida, para lo que creó un grupo de trabajo con sindicatos y patronales, teniendo en cuenta que las empresas son las responsables de la mayor parte del coste. El Ejecutivo se ha comprometido a cubrir 25 millones de euros de los 100 millones adicionales, según informa la cadena pública Yle.

La ministra de Asuntos Sociales y Salud explicó que esta “reforma radical” pretende mejorar la igualdad de género, pero también dar un vuelco a una tasa de natalidad en caída libre. Mientras que en 1990 la media era de 1,9 hijos por mujer, ahora es de 1,4, y el año pasado la tasa de fertilidad de Finlandia fue la más baja de los Países Nórdicos. A este dato se suma que también es el país de la región nórdica con la población más envejecida y el que menos inmigrantes tiene. Malos augurios para su tantas veces aclamado estado del bienestar.

Fuente: http://bit.ly/39d5uQc

También te podría interesar

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

ENCUENTRA LO QUE BUSCAS

CATEGORÍAS