Experimentamos con agua

La fascinación que tienen los niños por el agua es de todos conocida, vienen de un medio acuático, así que les hemos dejado ese elemento para experimentar y aprender.

Al entrar en el aula se han encontrado con dos recipiente llenos de agua. A simple vista creían que eran iguales, lo único que cambiaba era el color del recipiente, pero al tocar el agua pudieron comprobar el contraste de temperaturas entre ambos recipientes.

Este aprendizaje, llevado a cabo a través del descubrimiento y el aprendizaje vivencial, ha permitido trabajar las características del agua, los contrastes de temperatura, los conceptos mojado/seco y los colores universales asignados al frío y al calor. Todo ello a través de los sentidos y realizado desde la práctica y el trabajo directo con materiales y agua.

Un aspecto muy importante de esta actividad, es que el niño puede usar el ensayo-error sin limitación y experimentar libremente.

«El niño que tiene libertad y oportunidad de manipular y usar su mano en una forma lógica, con consecuencias y usando elementos reales, desarrolla una fuerte personalidad», así lo defendía Montessori y así les encanta trabajar a nuestros pequeños.

También te podría interesar

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

ENCUENTRA LO QUE BUSCAS

CATEGORÍAS