Solicita información

¡Visitamos un huerto!

Los alumnos de 1 y 2 años están disfrutando mucho del proyecto “La huerta de Arenales”, y qué mejor forma de hacerlo que visitando un huerto ecológico.

Nuestros compañeros de Cambrils nos han abierto sus puertas para poder observar el gran huerto que tienen en el colegio.

Además, nos han enseñado a recolectar distintas hortalizas, el funcionamiento del huerto, cómo crecen las diferentes frutas y verduras (zanahorias, cebolletas, lechugas, judías, fresas…) y, para finalizar, nos han enseñado a preparar una rica y saludable ensalada.

De este modo, a través de un ambiente cercano y motivador, nuestros alumnos han aprendido a diferenciar los cultivos y a conocer las partes de la planta y su ciclo de vida, fomentado el respeto y cuidado hacia la naturaleza y desarrollando los vínculos sociales a través del trabajo en grupo.

Os dejamos unas imágenes para que podáis ver cómo han disfrutado nuestros pequeños agricultores.

Salamanca sigue en nosotros

Hace una semana estábamos inmersos en el viaje de formación que tan divertido fue. Nuestra aventura comenzó en Alba de Tormes, donde se nos encomendó a un compañero al que acercarse y cuidar hasta que volviéramos. Después de pasear por la villa y admirarse por la arquitectura rural, jugamos a «Rommel y Montgomery»… ¡Nos lo pasamos genial! Tras esto, nos fuimos a Salamanca a acomodarnos y cenar.

En la mañana del jueves paseamos por Salamanca, visitando la Casa Lis, un museo de art decó y nouveau, donde pudimos disfrutar de una exposición de obras de Dalí. De allí fuimos a admirar las dos catedrales de la ciudad, admirando las vidrieras y la altura de sus bóvedas. Como el tiempo no acompañaba, volvimos al alojamiento, haciendo una parada en un centro comercial en el que resguardarnos mientras llovía. La formación la realizamos en el alojamiento, sensibilizándonos en que las etiquetas que nos suelen y nos solemos poner no tienen que definirnos. Después de la cena, ¡talent show! Nuestros compañeros hicieron gala de sus habilidades con espectáculos de teatro, baile e, incluso magia.

El viernes por la mañana recogimos todo por que nos teníamos que ir. Dejamos las maletas en la recepción y volvimos a Salamanca a visitar la universidad, un lugar increíble de estilo barroco. Después volvimos a la residencia a por las maletas, cogimos el autocar que nos llevó a la pista de karts, donde hicimos unas carreras alucinantes. después de la actividad, nos montamos en el autobús y volvimos a Madrid.

¡Fue un viaje increíble!

Hacia Cuenca y más allá

Para disfrutar de lo bueno no hay que irse siempre lejos, por eso Cuenca está tan cerca. Los alumnos y alumnas de 1º ESO comenzaron esta aventura en la ciudad serrana jugando a una gymkana para conocer la ciudad y sus monumentos más importantes. A cada grupo le tocó un Dios griego e íbamos preguntando por la calle a ver si conocían dichos dioses, hicieron carreras de obstáculos como en Maratón y fueron siguiendo el mapa que prepararon los profesores.

Ya en Priego, donde dormían, los profesores les prepararon una actividad relacionada con la formación donde se animaba a los alumnos a ampliar el «campo de visión» y compartir el viaje con todos los compañeros. A la mañana siguiente tocaba espabilar para ir al multiaventuras donde hicieron tirolina, escalada, buscar con GPS y batalla de tiro con arco. ¡Fue una actividad divertidísima! Por la noche, formación, juegos y a la cama, pues estaban agotados ¡Un gran día!

A la mañana siguiente, fueron desde Priego hasta Segóbriga donde vieron el parque arqueológico, paseando por lo que antaño fue una ciudad romana, por su teatro, su anfiteatro y el foro. Pasaron allí la mañana y, después de comer, volvieron a Madrid.

Fue una experiencia enriquecedora, donde la formación humana casaba con la diversión. ¡Qué pena que se acabara tan pronto!

De Madrid a Javier

A quien madruga, Dios le ayuda, dice el refrán. Y eso es lo que hicieron los alumnos y alumnas de 4°ESO para irse de viaje de formación a Pamplona. Con maletas y legañas, se subieron al bus camino de la primera sorpresa del viaje: San Sebastián.

Allí pasearon y comieron en la famosa playa de la Concha, frente a una postal azul idílica a la que le acompañó un sol espléndido. Tras el tiempo libre, primera píldora de formación junto al Peine del Viento, la famosa obra del genial Eduardo Chillida. La obra escultórica sirvió de ejemplo para trabajar la fortaleza: mantenerse firme en los ideales humanos y en nuestros valores frente a una realidad cambiante y abrupta, como el viento.

De ahí marcharon a Javier, donde durmieron, para cenar y pasar una posterior velada divertida. Por la mañana del jueves fueron a Pamplona para recibir formación en la prestigiosa Universidad de Navarra (UNAV), donde les han hablado sobre orientación profesional, gustos académicos y también sobre el Programa Excellence, con el fin de ayudarles a tomar una decisión de cara a su futuro más próximo.

Por la tarde tocaba subir la adrenalina, por eso se fueron a un paintball cerca de Pamplona, donde estuvieron subiendo, bajando, disparando bolas, organizándose y, sobre todo, creando anécdotas que se grabarán junto a tantas de este viaje.

El viernes empezaba el plan más tranquilo, pero no por ello el menos exigente. Aprovechando el entorno natural e histórico, los chicos y chicas de 4ºESO anduvieron parte de la última etapa de la javierada.

El viaje se antojaba corto para lo divertido que estaba siendo. Lo bueno es que pervivirá para siempre en sus recuerdos.

Dale una vuelta…

Los alumnos y alumnas de 4º ESO tuvieron la oportunidad de recibir una sesión del proyecto «Dale una vuelta», una agencia que tiene como vocación dar información sobre los efectos de la pornografía en nuestra mente, nuestras relaciones sociales, la mujer, etc., así como terapias de recuperación y sesiones de prevención como la que recibieron en clase.

De manera amena, pero con datos y testimonios reales, el ponente acercó este tema a los alumnos y alumnas, haciéndoles conscientes del poder que tiene la pornografía, que está extendida y abierta en Internet, así como los ingresos que genera. Dado el carácter preventivo de la sesión, les explicó los efectos que tienen el consumo en un cerebro que todavía está formándose, en cómo nos relacionamos con el sexo contrario y por qué se convierte en una adicción.

Muchos alumnos participaron, preguntaron y se interesaron por lo que el ponente explicaba. Al final comprendieron que el objetivo principal de la ponencia era ayudarles a desarrollar un espíritu crítico frente a la pornografía, así como aprender la importancia de una sexualidad positiva y saludable, y ofrecer una visión igualitaria de la misma donde se respete a la mujer para poner fin a los estereotipos machistas.

Hacia Cuenca y más allá

Para disfrutar de lo bueno no hay que irse siempre lejos, por eso Cuenca está tan cerca. Los alumnos y alumnas de 1º ESO comenzaron esta aventura en la ciudad serrana jugando a una gymkana para conocer la ciudad y sus monumentos más importantes. A cada grupo le tocó un Dios griego e íbamos preguntando por la calle a ver si conocían dichos dioses, hicieron carreras de obstáculos como en Maratón y fueron siguiendo el mapa que prepararon los profesores.

Ya en Priego, donde dormían, los profesores les prepararon una actividad relacionada con la formación donde se animaba a los alumnos a ampliar el «campo de visión» y compartir el viaje con todos los compañeros. A la mañana siguiente tocaba espabilar para ir al multiaventuras donde hicieron tirolina, escalada, buscar con GPS y batalla de tiro con arco. ¡Fue una actividad divertidísima! Por la noche, formación, juegos y a la cama, pues estaban agotados. Nos duchamos y a cenar. Nos vino genial la sopa calentita y las salchichas. En la velada jugamos a Rommel y Montgomery, como auténticos soldados. Caímos rendidos en la cama. Un gran dia!

Activamos los sentidos

Los alumnos de 2 años se han situado inmersos en una actividad súper estimulante, donde han activado sus sentidos.

A través de unos recipientes con nata montada, nuestros pequeños han ido descubriendo diferentes hortalizas trabajadas durante el proyecto “La huerta de Arenales”.

Así, han llevado la imaginación y experimentación a dichos recipientes, descubriendo diferentes hortalizas.

Este aprendizaje, llevado a cabo a través del descubrimiento y el aprendizaje vivencial, ha permitido trabajar los sentidos y el vocabulario de la unidad desde la práctica.

Un aspecto muy importante de esta actividad, es que el niño puede usar el ensayo-error sin limitación y experimentar libremente.

Os dejamos unas imágenes para que podáis ver cómo han disfrutado nuestros pequeños.