escudo_cliff
72 Pts.
escudo_lion
52 Pts.
escudo_sword
45 Pts.
escudo_orion
65 Pts.

Cuarto día del viaje a esquí: Último día en la Molina, ¡¡cómo hemos mejorado!!

Hoy es el último día de esquí en La Molina. Nos hemos levantado como siempre sobre las ocho (hoy nos ha costado más), nos hemos  puesto la ropa de esquí, y hemos desayunado todos juntos.
 
Al terminar fuimos a las habitaciones a coger el casco, los guantes, y las gafas, también cogimos las botas de esquí.
Y…una vez preparado todo nos fuimos a las pistas de esquí. Los de alternativas hoy se han ido a un parque multiaventura donde han podido disfrutar de tirolinas, saltos entre árboles etc.
 
Para muchos (incluidos profesores) era difícil esquiar al principio y hemos sido testigos de buenas y divertidas caídas. Una de ellas de una de nuestras compañeras que le pasó lo siguiente:  estaba bajando por una cuesta que no estaba nada empinada, mas bien lisa, se tropezó con una bola de nieve y se le clavó un esquí en la nieve y se cayó. Pero no le pasó nada. Sin embargo, tras varios días de esquí, todos hemos mejorado mucho. 
 
Cuando hemos terminado de dar clase con los monitores, los profesores nos han dejado tiempo de esquí  libre y, al terminar, nos fuimos al hotel y allí nos aseamos para la cena,
 
Al terminar, hemos tenido nuestra última dinámica nocturna del viaje.  El juego de hoy ha consistido en crear con cuerdas o folios distintos caminos en el suelo de la sala de actividades. Luego cada grupo ha tenido que elegir quién tenía que seguir el camino y qué compañeros iban a guiarle. Una vez decidido le hemos tapado los ojos con el objetivo de que el compañero fuese por el camino, sin pisar fuera y llegase hasta el final del recorrido. Al principio fue un caos todos gritando que si a la derecha que si a la izquierda… hasta que nos dimos cuenta de que era mejor acercarse a él y hablar con calma, aunque al principio fuese un jaleo nos los pasamos muy bien y nos reímos mucho. También llegamos a la conclusión de que lo que nos quería enseñar el juego es a aprender a valorar a la familia como un grupo, reforzar la comunicación entre padres e hijos y que en los momentos de dificultad, tensión, discusión, etc. Es cuando más hay que cuidar las formas. Si todos gritamos no se soluciona nada, se empeora. Este fan divertido juego se llama «Al borde del precipicio» y lo que nos quieren enseñar es a saber controlarnos con la familia a la hora de discusiones, etc ya que estamos en un punto de nuestra vida un tanto difícil llamado la adolescencia.
 
Una vez acabado el juego donde, además de aprender, nos lo hemos pasado pipa, nos fuimos a dormir ya que estábamos muy cansados. 
 
Redactor: Irema González Garcí

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Deja un comentario