Como el mismo Sherlock

Como si del mismo Sherlock se tratase, las clases de 1º y 2º de la ESO terminaron una semana más con una importante misión: encontrar las faltas de ortografía y corregirlas.

Aprovechando el programa “Polarys”, los alumnos leen una noticia astronómica en la cual hay varias faltas y, como auténticos sabuesos, se lanzan a la búsqueda de los errores más flagrantes, más comunes y que más daño hacen a la vista.

Confusiones entre v y b, haches que faltan o que sobran, puntos innecesarios, tildes desaparecidas… Los fenómenos son múltiples y no dan abasto.

¿Podrán nuestros alumnos encontrar la solución a todos los enigmas?Solo el tiempo lo dirá. Eso sí, de lo único que estamos seguros es que la práctica hace al maestro, con lo cual, hay que continuar con esta labor.

Ya saben, es elemental, mi querido Watson…

Deja un comentario