Ya vienen los Reyes Magos…

Ya vienen los Reyes Magos. Caminito de Belén. Olé, olé, olé… Ayer en el cole recibimos la visita más esperada por los niños de Infantil. Toda la mañana intentado controlar los nervios… ¿Qué pasaba?, ¿quién venía a vernos? Ni más ni menos que sus majestades ¡¡Los Reyes Magos de Oriente!! Aunque alguno alguna una lagrimilla, ¡estaban emocionados!Les contaron lo bien que se habían portado durante este año y como no, les pidieron algún regalito para esa noche tan esperada. 

Jornadas de Puertas Abiertas: ¡Bienvenidos!

Ya tenemos fechas para las Jornadas de Puertas Abiertas.  Os animamos a que invitéis a vuestros amigos, vecinos y familiares a ver vuestro colegio.  Estamos todos dispuestos a recibirles con los brazos abiertos para que vean el día a día de este gran colegio, donde aprenden y crecen vuestros hijos. En cada etapa estarán padres del colegio, alumnos y profesores, que os atenderán en todo momento, podrán contaros sus proyectos, y también cómo es su vida en el colegio. Queremos compartir con todos la tarea realizada en el colegio: sus proyectos innovadores, su educación y cuidado a la persona, su formación en valores. Toda la riqueza educativa que viven vuestros hijos cada día. Las fechas son las siguientes: 

  • 26 de enero
  • 9 de febrero
  • 16 de marzo

El horario para visitarnos es de 10.00 a 16.30.  Padres del colegio, alumnos del colegio y profesores estarán a vuestra disposición. 

Rumbo… Alejandría

Nos hemos portado fenomenal y la profe ha decidido concedernos un súper premio. ¿Queréis saber cuál ha sido? ¡Toda la clase hemos viajado a Alejandría! Para los que aun no lo sepáis Alejandría es un espacio mágico para sumergirnos en la lectura. Una vez que pasamos el faro lo primero que tenemos que hacer es entregar el pasaporte luego nos descalzarnos, entonces ya podemos coger uno de los muchos cuentos que tenemos y por fin nos relajamos, podemos tumbarnos en una alfombra chulísima o encima de un puf con forma de pátano. Estamos deseando volver así que… ¡a portarse bien!       

¡Qué ricas naranjas!

En primer ciclo de Educación Infantil hemos experimentado con las frutas del invierno, en este caso la naranja.Además de conocer esta fruta tan común en nuestro dia a dia, hemos decidido palparla, observar su color y textura, en definitiva, ¡poner a trabajar los cinco sentidos!Ha sido muy divertido ver como disfrutan haciendo todo esto y… ZUMO DE NARANJA. 

¡Nos animamos a leer!

Algo está pasando en 1ºB de Primaria. Los libros están llamando a la puerta.  Nos estamos contagiando entre compañeros el gusto por la lectura.  Para eso, cada lunes por la tarde, dedicamos un ratito a contar, quien quiera, un cuento que hayamos leído la semana anterior.  Primero, enseñamos el dibujo sobre la lectura explicando un poquito de qué va… Después, contamos lo que más nos ha gustado y leemos un trocito delante de toda la clase. ¡Lo que nos está ayudando esto para leer y hablar delante de todos! 

Párking móvil

Ni dentro de las aulas, ni tampoco fuera de ellas. Desde hace cuatro años, en el colegio Arenales Carabanchel están prohibidos los smartphones en sus instalaciones. Para ello han creado un «párking móvil»: si algún alumno necesita llevar el dispositivo, lo deja custodiado en la secretaría hasta el final de la jornada. «Hay alumnos que no lo aceptan de buena gana, pero muchos se dan cuenta de que sin limitaciones no se pueden poner a estudiar», explica su director José Luis Marrero. El uso de los teléfonos móviles en las aulas se ha convertido en «un problema de salud pública», según el ministro de Educación francés Jean-Michel Blanquer. Acoso, fracaso escolar, grabaciones inadecuadas o tecnoadicción. En España, los datos son similares. El Instituto Nacional de Estadística asegura que a los 10 años, un 25% de los niños tiene teléfono; a los 11 un 45,2%; a los 12, un 75%. Para cuando llegan a los 14, nueve de cada diez dispone de móvil. «El mal uso de la tecnología no es culpa del adolescente, sino de los adultos», asegura por su parte Marrero. «Les hemos dado un Ferrari y luego nos hemos dado cuenta de que antes debíamos pedirles el carné de conducir». Pese a la normativa del colegio Arenales Carabanchel, Marrero es consciente de que algunos de sus alumnos introducen el teléfono en las instalaciones escolares. Estima que hasta el 15% de ellos. «Pero sería un error cachearlos. Solo si los sacan les sancionamos». Por ello, la clave es formarles. Dentro de las aulas a sus alumnos les esperan unas tablets. «La tecnología hay que meterla en el aula para dejar de llegar tarde», asegura. «La medida de Francia suena a un intento de proteger a los docentes que toman las decisiones», dice Marrero, también miembro de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). Y aunque el apoyo público es fundamental, dice, al final son los docentes y los padres quienes deben educar a los menores. El uso de móviles; una cuestión de formación y de colaboración, familia y colegio, juntos. Para más información, os dejamos el enlace del artículo del periódico ABC en el que se entrevista a nuestro Director del colegio, D. José Luis Marrero. http://www.abc.es/sociedad/abci-sector-educativo-partidario-regular-movil-aulas-201712172126_noticia.html   

“En la educación tradicional, hasta los niños que sacan buenas notas desconectan, pierden la curiosidad”

 El cerebro es potente y está diseñado para aprender sin esfuerzo, no necesita lecciones formales para hacerlo.

 

Son muchos los expertos que están evidenciando la pérdida de talento en los centros educativos, una pérdida de talento que muchos achacan a la educación tradicional, basada en la obtención de objetivos por cursos, iguales para todos y no valorando a cada alumno como individuo. “Hasta ahora, nuestro sistema educativo ha sido pensado de forma ideológica —a partir de ideas, tradiciones, valores—, pero no lo hemos pensado de forma científica a partir de los grandes principios biológicos que gobiernan el pleno desarrollo de la inteligencia humana”, explica Céline Alvarez, pedagoga y autora de Las leyes naturales del niño. “Desde hace décadas”, prosigue, “imponemos a nuestros hijos clases donde tienen que aprender cosas que no les interesan, y tienen que hacerlo de forma pasiva, siguiendo instrucciones, sin realmente poder equivocarse, rodeados de niños de la misma edad de los cuales no pueden aprenden mucho”.

 

Somos seres sociales y para favorecer el pleno desarrollo de nuestros potenciales, lo que más nos hace falta es la presencia, la benevolencia y la ayuda del otro. “Cuando nos falta esta conexión, cuando nos sentimos solos, o juzgados, o aislados, o no queridos, nuestro organismo sufre un gran estrés que genera la secreción del cortisol, que estropea estructuras tan fundamentales como las de la memoria o de las competencias cognitivas superiores. Al revés, la relación empática y cálida favorece una increíble floración de las conexiones neuronales en estas regiones. Así que el amor no es una opción. Este vínculo representa un catalizador de inteligencia y de salud”.

 

“Para fomentar esto, y gracias a la ciencia, sabemos que los niños están muy predispuestos a memorizar lo que les interesa, siendo activos y comprometidos, equivocándose y repitiendo todas las veces que les haga falta, y siendo rodeados de niños de distintas edades para aprender de los mayores y consolidar sus conocimientos compartiéndolos con los más pequeños”. Pero no llega, a pesar de la pasión y del compromiso extraordinario de nuestros profesores, este sistema inadaptadointerfiere con el desarrollo de los potenciales individuales, “con los potenciales humanos que todos tenemos al nacer – orales, sociales, lingüísticos, matemáticos, emocionales, cognitivos, creativos- y agota a los profesores que desprenden una energía colosal por un resultado que no es satisfactorio”, añade. Es importante entenderlo: este sistema lo sufrimos todos.

 

Los profesores se agotan de transmitir de forma colectiva conocimiento fundamental, cuando están predispuestos a hacerlo de forma individualizada.

 

Por ejemplo, en Francia el 40% de los niños salen de primaria con dificultades en lenguaje y en matemáticas. Por su parte, España tiene pocos alumnos brillantes. El Ministerio de Educación lo considera “la pequeña asignatura pendiente”. En el extremo opuesto, también tiene un 3% menos de alumnos rezagados (10,3%), aquellos con un nivel inferior al que se considera adecuado al terminar la enseñanza obligatoria, así quedó retratado en el último informe PISA con datos de 2015. La muestra incluye más de 37.000 alumnos de 980 centros españoles y participaron por primera vez todas las comunidades autónomas con datos propios.

 

La comunidad educativa debe saber que el cerebro es potente y está diseñado para aprender sin esfuerzo, no necesita lecciones formales para hacerlo. “En esta educación tradicional, hasta los niños que sacan buenas notas desconectan”, agrega Alvarez. “Se desenganchan de lo que son verdaderamente, dejan de buscar el sentido de las cosas, pierden la curiosidad porque se tienen que pasar los días respondiendo a instrucciones exteriores, intentando satisfacer al adulto. Pero cuando toda esa vida interior tan creativa y luminosa se calla, no solamente pierden los niños; perdemos todos”, continúa.

 

El sistema de educación tradicional afecta a los niños y a los profesores también. “No solo afecta a la hora de aprender, sino también de transmitir”, añade. Los profesores se agotan de transmitir de forma colectiva conocimiento fundamental, cuando están predispuestos a hacerlo de forma individualizada. “Así que tienen que trabajar en un sistema que va en contra de sus necesidades y, además, lo tienen que hacer con más de 25 niños que también se defienden de un sistema que no les conviene. Es normal que emerjan tensiones, conflictos y que cada uno termine el día exhausto”. Para la experta, necesitamos ya un sistema que pare de interferir y que respete los mecanismos biológicos de todos. Y aquí es donde entra la neurociencia.

 

Para Alvarez, hoy las neurociencias confirman muchas de las intuiciones que han tenido grandes pedagogos e invalidan otras, pero aportan – por primera vez en la historia de los sistemas educativos – informaciones objetivas para pensar la educación de manera “fisiológica” y no dogmática, “invitándonos, más o menos, a hacer exactamente lo contrario de lo que estamos haciendo ahora”. “Pero aunque nos de grandes indicaciones que delinean los contornos de un marco pedagógico fisiológico, no pueden dictarnos un método fijado. En este ámbito, cada uno tiene que experimentar las respuestas pedagógicas, las más adecuadas, tomando en cuenta su propia personalidad y la de los niños”. “Sabemos que replicar o implementar un sistema fijado”, prosigue, “sin tener en cuenta las condiciones de cada uno nos lleva al fracaso. Así que estoy convencida de que lo más eficaz sería justamente no tener método, sino conocimiento, buen sentido y flexibilidad”.

 

Para demostrar su teoría, Alvarez realizó un experimento en 2011 en París con niños de tres, cuatro y cinco años. “El objetivo era demostrar que aunque los pequeños vivan en un barrio desfavorecido -como es el caso de Gennevilliers en la capital francesa- cuando se respeta la manera natural de aprender y de transmitir, no solo aprenden sino que van más allá de lo que creíamos que eran capaces”. También la experta descubrió que aprender de forma natural tenía consecuencias positivas en su personalidad y en cómo se comportan con los demás, mejorando sus habilidades sociales y morales. “Son más generosos, benevolentes, empáticos, autodisciplinados”, explica. Pero este experimento solo es un punto de partida. “Creo que es importante ir más allá, por ejemplo mezclando niños de edades todavía más distintas, ofreciendo más vínculo con la naturaleza, y permitiendo más tiempo de juego libre”, argumenta.

 

El entorno es la clave en el desarrollo de la inteligencia humana. “El cerebro del recién nacido es muy inmaduro, irá estructurando las experiencias sociales, físicas, lingüísticas, sensoriales, que le ofrece el entorno. Esta plasticidad cerebral representa a la vez una gran oportunidad y una gran vulnerabilidad: el impacto del entorno puede ser muy favorable si nutre y sostiene; pero también puede ser muy desfavorable si interfiere, impide, si es violento o estresante”, explica la explica la experta. “Lo que hay que hacer es parar de interferir con las motivaciones endógenas que empujan a nuestros niños a explorar el mundo. Nuestra única tarea, sencilla pero extremadamente difícil, es permitir que el niño se ponga en contacto -tanto tiempo que la haga falta- con esas situaciones que van a nutrir sus circuitos neuronales en pleno desarrollo”, concluye Alvarez.

 Artículo tomado de: http://bit.ly/2hOFUsp

Los niños “dos D” (despistados y desorganizados) y las claves para educarles

 Estas características son claves en el puzzle infinito del desarrollo cognitivo y de la estructuración de la personalidad de los menores.

 

Una de las grandes batallas que los padres libran contra sus hijos, esencialmente después de largos periodos de vacaciones como en verano y en Navidad, y tras el inicio del curso escolar, es la del orden y la limpieza en el ámbito del hogar. Son muchas las madres que, en las sesiones de Coaching Club, manifiestan el agobio, el estrés y el desequilibrio emocional que les provoca la anarquía de juguetes, de libros de texto, de ropa y de otros abigarrados enseres dispersos por las habitaciones, tal como si hubiesen sido víctimas de una invasión militar o de un registro policial.

 

Así es como aparecen en escena los denominados niños «doble D»: despistados y desorganizados; características por las que los padres pueden llegar a desesperarse y que son claves en el puzzle infinito del desarrollo cognitivo y de la estructuración de la personalidad de pequeños y adolescentes.

 

Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y directora de Coaching Club, explica cómo «las madres que acuden a las sesiones con este problema se enfrentan a la disyuntiva de si deben intervenir decididamente en la organización y la limpieza de las habitaciones de sus hijos o de si, por contra, deben responsabilizarles totalmente de dicho cometido. Esta última posibilidad comporta ineludiblemente que deberán admitir un cierto (y a veces nada desdeñable) desorden, idea cuya mera enunciación ya les desestabiliza».

 

¿Cómo son las nuevas líneas educativas?

 

Incluso la dispersión o la distracción, consideradas hasta hace poco como enemigas del conocimiento, ahora se contemplan por las nuevas corrientes educativas como una capacidad a desarrollar consistente en poder estar concentrados en una actividad sin perder la atención que se presta al entorno.

 

«Cuando requerimos a nuestros hijos que nos atiendan mientras les hablamos, no nos damos cuenta —porque lo desconocemos— de que ellos cuentan con una habilidad que nos es ajena, que es la de poder mantener la visión periférica activada mientras están concentrados en otra actividad, habilidad que se perderá con el tiempo si no se potencia y desarrolla», explica la directora de Coaching Club.

 

¿Por qué nos genera tanto disgusto el desorden?

 

Existen dos formas de orden: El práctico, que nos ayuda a encontrar las cosas, es plástico y elástico y el rígido, que es obsesivo y tiene que ver con una forma de manejar la angustia frente a la incertidumbre de la vida. Se apoya en la idea de que el orden es una proyección adecuada de mi mundo interno.

 

Algunos consejos prácticos ofrecidos por esta experta:

 

—Con niños pequeños es fundamental priorizar lo funcional a lo estético dentro del hogar.

—La casa ha de ser un lugar para vivir y no un museo.

—Si tenemos más de un niño habrá que regular la pasión por el orden y compatibilizar el mismo con las distintas personalidades de los más pequeños.

—Posibilitar una posición intermedia en la que haya espacio para enseñar a que cada uno debe de responsabilizarse de sus parcelas personales.

 Artículo tomado de: http://bit.ly/2BfmybtPhoto by Pan Xiaozhen. 

Marriage may protect against dementia

 Marriage and having close friends may help protect against dementia, according to Loughborough University researchers.

 

The study, published in Journals of Gerontology, followed 6,677 adults for just under seven years. The quality of a person’s social circle appeared more important than the overall size, the research team said. The Alzheimer’s Society said it was essential to help patients to maintain “meaningful social connections”.

 

None of the participants had dementia at the start of the trial, but 220 were diagnosed during it. The research group compared the traits of those who did and did not develop dementia to find clues as to how social lives affect risk. One finding was that when it comes to friends, it’s quality, not quantity, that counts.

 

Prof Eef Hogervorst said: “You can be surrounded by people, but it is the number of close relationships that is associated with a reduced risk for dementia… it’s not about the quantity”. She thinks having close friends acts as a “buffer” against stress, which is linked to poor health.

 

Nine factors that contribute to dementia risk

  • Mid-life hearing loss – responsible for 9% of the risk
  • Failing to complete secondary education – 8%
  • Smoking – 5%
  • Failing to seek early treatment for depression – 4%
  • Physical inactivity – 3%
  • Social isolation – 2%
  • High blood pressure – 2%
  • Obesity – 1%
  • Type 2 diabetes – 1%

These risk factors – which are described as potentially modifiable – add up to 35%. The other 65% of dementia risk is thought to be potentially non-modifiable.

 The study also suggested that single people had twice the risk of developing dementia during the study than those who were married. Dr Doug Brown, director of research at the Alzheimer’s Society, said: “This amounts to about one extra diagnosis in each 100 unmarried people”. As the study only follows people over time it cannot prove cause and effect.  Dementia is known to start in the brain decades before it is diagnosed and some of these early changes may affect people’s ability to socialise. Either way, Dr Brown said loneliness was a real issue in dementia. He said: “If people are not properly supported, dementia can be an incredibly isolating experience. “It is essential people with dementia are supported to maintain meaningful social connections and continue living their life as they want”. Artículo tomado de: http://www.bbc.com/news/health-41780686 Photo by Andreas Rønningen on Unsplash.